Cultivo de ajo

En la historia de la agricultura el cultivo de ajo es de los más antiguos, por lo mismo es una planta que se conoce muy bien alrededor de todo el mundo. Es una de las planta más resistente y fácil de cultivar en casa.

Cultivo de ajo
Cultivar tu ajo en casa es fácil y sencillo
  • Nombre científico: Allium Sativum
  • Otros nombres: Rocambola
  • Familia: Liliáceas
  • Origen: Centro de Asia
  • Clima: Es adaptable pero crece mejor en zonas frías
  • Dificultad de cultivo: fácil
  • Tiempo hasta la cosecha: 4 – 5 meses

La mata de ajo puede llegar a medir hasta 40 cm de altura, esta formada por 6 a 12 bulbos o dientes y produce una flores pequeñas en forma de umbelas muy hermosas. El ajo una planta con muchas propiedades y beneficios para nuestra salud.

¿Cómo cultivar ajo en casa?

Unos días antes de plantar el ajo puedes preparar tu tierra con compost orgánico para que la planta absorba más nutrientes. Disfruta de plantar o sembrar tus semillas y tener contacto con el crecimiento de tu planta.

Sembrar ajo

Sigue estos pasos para sembrar tu mata de ajo en una maceta o en tu jadín:

  1. Selecciona un diente de ajo que esté en buena condicionas.
  2. Ya que tengas lista la tierra coloca el diente de ajo con la punta hacia arriba en agujeros de 3 – 4 cm de profundidad.
  3. Cubre el diente con la tierra que removiste y presiona suavemente.

Plantar ajo

Sigue estos sencillos pasos para plantar ajo en tu huerto o maceta:

  1. Dependiendo del tamaño que tenga el brote (tallo) haz agujeros en la tierra a partir de 4 cm.
  2. Coloca la mata de ajo con las raíces hacia abajo y cubre el agujero con la misma tierra sin lastimar y tapar el tallo.
  3. Presiona suavemente la tierra y riega solo para humedecer la tierra y que quede firme el tallo.

Datos curiosos

Aunque el ajo se adapte a todos los climas, el bulbo crece mejor en lugares fríos.

Plagas y enfermedades del ajo

La mata de ajo puede presentar más enfermedades y menos plagas, lo mejor es conocer sobre ellas y prevenirlas o saber qué hacer si se presentan.

  • Plagas más comunes: Gorgojo del ajo, mosca de la cebolla y nematodos
  • Enfermedades más comunes: Mildiu, Moho, Roya y Hongos

Checa nuestro artículo exclusivo sobre las enfermedades y plagas que tiene el ajo.

Cuidados del ajo

Recuerda que el crecimiento y desarrollo de tu mata de ajo dependerá del cuidado que tengas con ella.

  • El suelo no debe retener mucha humedad para que no se formen hongos en los bulbos.
  • Dependiendo del clima donde se cultive se requerirá cierta cantidad de agua, entre más calor, mayor riego. Al principio del cultivo se requerirá un clima fresco para que el bulbo se forme bien, después ya no será necesario y podrá estar en un clima más caluroso y con luz siempre y cuando no se deshidrate bruscamente.
  • Tenemos que mantener limpio de ‘malas hierbas’  nuestro cultivo de ajo.
  • Si usas algún abono procura que sea compost orgánico o algún tipo de estiércol de caballo o vaca de libre pastoreo.

Conservar ajo

Muchas veces puede ser batalloso quitar la cáscara del ajo, pero en la actualidad ya puedes encontrar ajos pelados en el mercado; puede ser enteros o pelados, listos para usarse. También puedes hacer tu propia conserva. Un tip para pelar los dientes de ajo más rápido es ‘aplastar suavemente‘ el diente con la parte gruesa de un cuchillo.

Datos curiosos

Los esclavos egipcios que trabajaban construyendo las pirámides hicieron una huelga porque no les proporcionaban sus alimentos, donde el ajo era parte principal. Decían que les daba fuerza y vigor.

Conserva de ajo en aceite de oliva

Conservar los ajos en aceite de oliva es algo muy práctico si lo usas mucho en la cocina, haz tu propia conserva y ten listos los dientes de ajo para cuando los necesites.

Ingredientes:

  • Dientes de ajos pelados
  • Aceite de oliva

Utensilios:

  • Recipiente de vidrio con tapadera

Preparación:

  1. Pela varios dientes de ajo y colócalos en una sartén, cubre con aceite de oliva.
  2. Sofríe los ajos a fuego bajo hasta que los dientes cambien de color ligeramente (8 min aprox).
  3. Vacía todo a un recipiente de vidrio con tapa y espera a que se enfríen.
  4. Guarda en el refrigerador y ¡listo! Usalos cuando los necesites.

Conserva de ajos en vinagre

Esta conserva es deliciosa en ensaladas y platillos con verduras.

Ingredientes:

  • 20 dientes de ajo pelados
  • 200 ml de vinagre de manzana
  • 2 hojas de laurel
  • 1 trocito de piel de limón

Utensilios: 

  • Frasco de vidrio con tapadera

Preparación:

  1. Coloca los ajos pelados en el frasco de vidrio.
  2. Vierte todo el vinagre en el frasco cubriendo los ajos y añade la cáscara del limón y las hojas del laurel.
  3. Cierra el frasco y guárdalo en un lugar fresco y oscuro durante 15 días.
  4. Agita el frasco cada 3 días.
  5. Pasados los 15 días ya podrás usar los ajos para comer.
Texto: Cin