Benificios y usos del té de jengibre

El té de jengibre es una bebida 100% natural con una infinidad de beneficios para nuestra salud mental y física. Puede ayudarnos a prevenir enfermedades, a relajarnos, nutrirnos, estimularnos y mucho más. Conoce el poder que tiene el té de jengibre y vuélvelo parte de tu dieta.

Infusión de jengibre
El té de jengibre con limón nos ayuda a combatir la gripe
  • El saber mezclar diferentes plantas puede crear una bomba de vitaminas y antioxidantes para nuestro sistema inmune ya que se potencian los nutrientes de cada ingrediente.

El té o infusión de jengibre te hará entrar rápidamente en calor debido a las propiedades que tiene y por su característico sabor intenso y picoso, además de la temperatura del agua.

Beneficios del té de jengibre

  • Alivia náuseas
  • Calma dolores por sus propiedades antiinflamatorias
  • Ayuda a adelgazar
  • Alivia síntomas del resfriado

Tiene propiedades que inhiben la acumulación del colesterol malo en el hígado. Su contenido en magnesio y zinc mejoran la circulación sanguínea. Ayuda a prevenir el cáncer de colon y ovarios. Estimula el sistema inmunológico. Debido a las enzimas gástricas y pancreáticas que contiene el jengibre, ayuda al proceso de digestión.

Puedes saber más sobre los beneficios y propiedades que tiene el jengibre dando clic al enlace.

¿Cómo hacer té de jengibre?

Por 1/2 litro de agua agrega 1 tallo de jengibre mediano o 2 pequeños. Recuerda que entre más cantidad de jengibre uses, más intenso será su sabor. El jengibre puedes usarlo rallado o en rodajas, también pelar la piel es opcional. Deja hervir 10 min, apaga y deja reposar 5 min.

Té de jengibre con perejil

Esta combinación de jengibre y perejil sube nuestras defensas, desinflama el abdomen, mejora la digestión y es un shot de antioxidantes.

¿Cómo preparalo? 

Aquí pones primero a hervir un manojo de perejil en 1 litro de agua, ya que hierva lo apagas y dejas reposar 5 min. Sirves el agua hervida con perejil y añades 4 rodajas del rizoma de jengibre. Puedes agregar miel o azúcar si deseas.

Té de jengibre con manzanilla

Se recomienda tomarlo en la noche ya que la manzanilla combinada con el jengibre relajan nuestro sistema nervioso y mejoran la digestión.

¿Cómo preparalo? 

Pon a hervir un litro de agua y cuando comience a hacer ebullición agrega 2 – 3 cdas de flor de manzanilla o un sobre de té de manzanilla y un tallo o rizoma de jengibre, ya sea fresco y rallado o en trozos. Deja 6 min y después sirve, puedes colar si lo deseas y agregar miel para endulzar.

Té de jengibre con anís

Ambas plantas poseen propiedades carminativas así que es excelente para eliminar cólicos y dolores de estomago. Puedes beberlo antes de dormir ya que ayuda a conciliar el sueño.

¿Cómo preparalo? 

En un litro de agua pon 5 estrellas de anís y 5 cm del tallo de jengibre (pelado y en trozos) y pon a fuego alto. Cuando comience a soltar el hervor baja la temperatura y deja 5 min. Apaga y espera 3 min para servir, puedes añadir miel o azúcar si así lo deseas.

Té de jengibre con canela

Esta combinación de un antiinflamatorio y un antibacteriano es perfecta para aliviar problemas estomacales y nivelar el azúcar en la sangre.

¿Cómo preparalo? 

Pon a hervir a fuego lento 1/2 litro de agua y agrega 3 rodajas de jengibre y 3/4 de varita de canela. Cuando empiece a hervir, apaga y deja reposar por 5 min. ¡Disfruta tu infusión de jengibre y canela!

Té de jengibre con cúrcuma

Esta combinación es muy alta en antioxidantes, nos ayuda a fortalecer nuestro sistema inmune, al mismo tiempo que nos ayuda a perder peso, previene tumores cancerígenos, mejora síntomas de la diabetes y es antiinflamatorio y antimicrobiano. Es recomendable tomarlo en ayunas y sólo una vez al día.

¿Cómo preparalo? 

Pon a hervir 1/2 litro de agua en una cazuela. Pela 2 rodajas de jengibre y haz lo mismo con la cúrcuma (toma en cuenta que la cantidad de cúrcuma debe ser la mitad que la de jengibre) y agrégalas al agua, deja 5 min a fuego lento. Apaga y deja reposar otros 5 min y sirve.

Té de jengibre con cáscara de naranja

La combinación de jengibre con la cáscara de naranja acelera el metabolismo y reduce el colesterol elevado.

¿Cómo preparalo? 

Pon a hervir en un litro de agua la cáscara de una naranja previamente lavada, ya que esto hierva agrega un trozo de jengibre del tamaño de un dedo (en trozos) y pon a fuego lento, pasados 2 minutos apaga y deja reposar por 5 min ¡Listo! si lo deseas puedes endulzar con miel o algún endulzante de tu preferencia.

Té de jengibre con limón y miel

Esta mezcla nos ayuda a bajar de peso debido a que genera una sensación de saciedad, sintetiza la absorción de nutrientes, es un excelente antioxidante y aumenta nuestro sistema inmune.

¿Cómo preparalo? 

Solo agrega a tu taza con té de jengibre el jugo de un limón y puedes poner 1 cdta de miel para endulzar.

Datos curiosos

El té o infusión es una bebida natural y sin azúcares (al menos que le añadas) por lo tanto no subimos de peso, al revés, puede favorecer a la perdida de peso y una ventaja enorme que tiene es que lo puedes beber a toda hora y momento.

Té de menta, hinojo y jengibre

Este té de menta, hinojo y jengibre es una combinación efectiva para mantener un peso sano y sus propiedades nos ayudan a sentirnos saciados y ligeros, nos desinflama y promueve una correcta digestión.

Modo de preparación

Mezcla 5 hojas de menta, 1 cdita de hinojo y un jengibre mediano en un litro de agua y pon a hervir. Te recomendamos beberlo después de comer.

Texto: Cin