¿Cómo quitar el olor a ajo de la boca?

¿Eres de las personas que no soporta el olor que deja el ajo en la boca? Créeme que no es algo raro, la mayoría de la gente en el mundo no soporta el aroma que tiene el ajo. Tener un mal aliento debido al ajo y entablar una conversación es incómodo ¿cierto?.

Boca con olor a ajo
Masticar hojas de hierbabuena ayudará a eliminar el sabor a ajo

En países donde no es muy común el uso del ajo en la comida, es más probable que haya mayor rechazo hacía el ajo por su olor. El olor que tiene el ajo se debe, en mayor parte, al disulfuro de alilo, uno de los componentes más importantes de su aceite esencial.

Como el ajo puede de la muerte salvar, su hediondo aliento convendrá soportar, y no como algún sabio virtud desdeñar, así dijo sir John Harrington en su libro -The Englishman- en 1609.

Remedios para quitar el olor a ajo de la boca

Al consumir el diente de ajo el olor se queda en nuestra saliva y viaja al estómago generando así un mal aliento.

Pero no dejes de consumirlo, el ajo tiene muchas propiedades y son mayores cuando están frescos. Aquí te compartimos estos remedios caseros para eliminar el mal aliento a ajo:

  • Masticar hojas de hierbabuena fresca
  • Tomar infusión de canela
  • Gárgaras con bicarbonato
  • Masticar lechuga cruda
  • Masticar manzana fresca

Alternativas al mal aliento a ajo

Actualmente ya existen en el mercado diversos productos desodorizados a base de ajo, que tienen parte de sus principios medicinales. Unos de los procesos para reducir el olor a ajo en los medicamentos o suplementos alimenticios con esta hortaliza, es secar el diente en una corriente de calor seco para después pasarlo por filtros de carbono, aunque este proceso reduce y anula muchos de las propiedades que tiene el ajo. También hay una reducción notable de sus beneficios en preparaciones de ajo con alcohol refinado. Siempre será mejor comer el diente fresco y directamente.

Hasta ahora la solución más efectiva es el ajo seco, de esta forma se reduce en un 12% su olor.

No olvides que gran parte del aliento a ajo se debe a la cantidad de dientes que ingerimos.

 

Texto: Cin